Aquest lloc web utilitza cookies de Google Analytics per analitzar la conducta dels nostres visitants mitjançant el seu consentiment, si fa clic a “Ok, accepto”. Pot consultar més detalls a la nostra política de privacitat.

 

Seminari Públic

Dialogando con la gravedad

amb Jaime Polanco

Aquesta pàgina no ha estat traduïda al català encara i per tant algunes parts del text apareixen en castellà. Pots seleccionar un altre idioma a la part superior dreta de la pàgina.

Dialogando con la gravedad: un encuentro con la ligereza de tus movimientos

En nuestra evolución, la gravedad ha sido una constante que configura todo nuestro desarrollo. No se puede entender el movimiento y el comportamiento humano sin tener en cuenta que vivimos en relación con la fuerza de la gravedad.

Desde que nacemos, aprendemos a rodar, gatear, enderezar nuestra espalda o caminar en interacción con la gravedad y con el suelo. Con el paso del tiempo, los adultos llegamos a sentir que la gravedad es una fuerza que nos aplasta, nos vuelve pesados y hace que nos duela la espalda; el suelo pasa a ser duro y difícil de habitar y hasta sentimos la necesidad de protegernos de él escondiendo nuestros pies dentro de todo tipo de calzado.

En la propuesta de Moshe Feldenkrais aparece, como uno de los ejes del trabajo, mejorar la eficacia de la acción cambiando la forma en la que nos organizamos dentro del campo gravitatorio. La tensión, el dolor, la rigidez o el desgaste están relacionados con una organización ineficiente.

En el taller “DIALOGANDO CON LA GRAVEDAD” trabajaremos con distintas lecciones de ATM y algunos conceptos teóricos que te permitirán:

  • Cambiar el esfuerzo por ligereza y liberarte de la sensación de pesadez.
  • Distribuir el esfuerzo a lo largo de toda tu estructura de pies a cabeza.
  • Organizar tu esqueleto para que mantenerte en pie con una espalda larga.
  • Activar los mecanismos innatos que te permitan recuperar la libertad y la facilidad en tus movimientos.
  • Mejorar la calidad de tu vida mejorando la calidad de tus movimientos.

«Un día sentí que si no luchaba contra la gravedad, me sentía más libre… y es hora de compartir esta experiencia con todos vosotros.» Jaime Polanco